Los innovadores proyectos de la llamada industria creativa que nacieron en la región de Coquimbo

La también llamada “industria naranja” cada vez tiene más presencia en el mundo del emprendimiento.

Hace 18 años el concepto de economía creativa básicamente apuntó al poder transformar una idea en beneficios. En ese entonces John Howkins, autor y experto británico en economía naranja, señaló que era posible imaginar una sociedad donde la gente se preocupara por generar ideas y que éstas fueran exitosas.

De forma pionera, él creía que eso podía ser posible sin limitarse a un horario de oficina, y que esta economía se producía cuando la gente “allá donde se encuentre, hablando con los amigos, tomando una copa, al despertarse a las cuatro de la mañana, piensa que puede tener una idea que funcione de verdad, y no sólo una idea por el mero placer esotérico, antes bien, el motor de su carrera, condición e identidad”.

Howkins, considerado el padre de la economía creativa, creía que los productos se distinguen por sus cualidades únicas, y no solamente por su funcionalidad y precio, además de que veía que los trabajadores creativos deberían valorar el motivo de su esfuerzo, más allá del crédito económico y social. Conceptos, que, hoy en día, toman completa vigencia.

En este sentido, la región de Coquimbo, se ha ido posicionando como una de las impulsoras de las industrias creativas y bien lo reconoce Alonso Oyarzún, director de Fábrica de Medios, quien recientemente realizó un taller con un grupo de jóvenes emprendedores del programa “Incuba tu Creatividad” gestado a través de la consultora de diseño estratégico Seven7 y el financiamiento del Gobierno Regional de Coquimbo, a través de CORFO, por medio del subsidio Semilla de Asignación Flexible para Desafíos  (SSAF-D) Según Oyarzún, “me sentí gratamente sorprendido. La verdad es que son buenos proyectos y que, si se vinculan con buenas redes, varios de ellos tienen la posibilidad de crecer en el futuro”.

Los proyectos en la Región La industria creativa, abre un campo muy amplio de posibilidades, especialmente con propuestas de productos que están diseñados a favor del consumidor. Este es el caso de los jóvenes talentos que avanzan con sus ideas en video juegos, aplicaciones educativas y plataformas digitales. “Aquí existe un tremendo potencial en el desarrollo de este tipo de industria. Ya no es algo de moda, sino que las industrias creativas llegaron para quedarse, porque se les considera como un motor relevante de la sociedad”, señala Alonso Oyarzún.

El Director Regional de Corfo, Gregorio Rodríguez, explicó que “en nuestra región existen grandes talentos en el ámbito de las Industrias Creativas. Un sector emergente que cada vez toma más fuerza y que, junto al Gobierno Regional que encabeza la Intendenta Lucía Pinto, ponemos en valor apoyando proyectos innovadores y de alto impacto, que permitan diversificar nuestra economía” Para Emilio Henríquez, director de la consultora Seven7, es fundamental seguir apoyando a estos jóvenes.

“El taller realizado por Alonso, fue muy propicio para conectarlos con la realidad país y que puedan seguir avanzando en sus proyectos, que ciertamente, entregaran grandes aportes a la sociedad” señaló. Los innovadores proyectos de estos jóvenes emprendedores son “Tenis Up” de Johann Westphal, “Pasemos Anato” de Kamila Bilbao, “Mythos” de la empresa BCS Studios.

Fuente: Diario el Día

Leave a comment

Facebook
Twitter